Reducción del sudor desde la primera sesión

El paciente notará una reducción paulatina del sudor desde la primera sesión. Antes y al final de cada sesión, el médico realiza una prueba para medir y marcar el área de sudoración. A continuación, el médico aplica un gel específico y empieza a aplicar la energía en la zona de tratamiento. Una sesión de tratamiento dura 30 minutos aproximadamente.

Resultados duraderos gracias a la combinación de tecnologías